Logo Ágora

NOTICIAS - ESTADO

Aborto sigue siendo delito en Guanajuato

Reportero: Gabriela Montejano N. - 1407 Visitas

GUANAJUATO, GTO. 26 DE MAYO 2020.- Con 6 votos a favor y 3 en contra, los diputados de las comisiones unidas -de Justicia y Salud- rechazaron las dos iniciativas para la despenalización de la interrupción del embarazo en Guanajuato.

Con la mayoría de los legisladores panistas, el dictamen en contra señala que las dos propuestas legislativas eran contrarias a lo establecido en el artículo primero de la Constitución Política local.

Las propuestas discutidas fueron presentadas por el Grupo Parlamentario del PRD que proponía reformar el Código Penal, la Ley de Atención y Apoyo a la Víctima y al Ofendido del Delito, la Ley de Salud y la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia; así como la presentada por integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Morena que proponía modificar el Código Penal.

El dictamen negativo precisa que consideraron no viables ni idóneas las propuestas y, por lo tanto, improcedentes, por lo que se instruye el archivo definitivo de las mismas.

El diputado Raúl Humberto Márquez Albo, coordinador del grupo paralamentario de Morena, señaló que ninguna de las propuestas habían sido desechadas jurídicamente por lo que el sentido del dictamen, era inadecuado, ya que el centro del debate se centró sobre el aspecto ideológico y no sobre el fondo, que era el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Agregó que la criminalización del aborto no había detenido a nadie y que lo que el estado penalizaba era a la pobreza, ya que las mujeres habían abortado desde siempre, las que tenían recursos en clínicas privadas, con médicos calificados, y las pobres en lugares y condiciones inseguras, donde en la mayoría de los casos ponían en riesgo su vida. Afirmó que lo que buscaban era el derecho de las mujeres a decidir y darles las condiciones adecuadas para que no fueran revictimizadas.

“En el grupo parlamentario de Morena no estamos promoviendo el aborto, no es lo que se pretende, y lo que se ha estado tomando como contra argumento para desvirtuar las iniciativas. Lo que estamos buscando es que la mujer pueda tomar esa decisión libre y lo haga en las condiciones adecuadas”, enfatizó el legislador.

Finalmente manifestó que no se había escuchado el sentir y el pensar de miles de mujeres guanajuatenses, por lo que no se podía hablar de parlamento abierto sino que la maquinaría azul había cerrado oídos a la solicitud y al reclamo de las mujeres, cerrándose a extender el tiempo y abrir más mesas de trabajo para tomar las decisiones correctas y que éstas estaban tomadas desde el primer día de trabajo.

En su intervención, la congresista Vanessa Sánchez Cordero argumentó que derivado de la lectura del dictamen se podía ver que se incorporaba literalmente el estudio del Instituto de Investigaciones Legislativas para reforzar solo un punto de la discusión, aferrados a defender el derecho de la vida desde la concepción y dirigían todo el estudio a defender ese argumento sin abordar el resto como los derechos humanos de las mujeres y dando prioridad a defender el derecho a vivir del no nacido.

“Se invisibilizaron los derechos de las mujeres, no se tocan, no se discuten en el dictamen”, afirmó Sánchez Cordero. La legisladora fue enfática en que en el dictamen sólo se defendía una postura y no decía por qué no eran válidos el resto de los argumentos y tampoco representaba las opiniones de todos los integrantes de las Comisiones Unidas, por lo que pidió el voto en contra, independientemente de la postura respecto a la interrupción del embarazo que tuvieran.

En su participación, la diputada Laura Cristina Márquez Alcalá señaló que había sido un trabajo en el que se contó con la participación de todos y se abrió de manera fehaciente al diálogo y las diferentes posturas; que en efecto, era un tema de defensa a los derechos humanos de las mujeres y de una persona que estaba por nacer.

Para concluir, precisó que en el análisis se consideró que las iniciativas tenían deficiencias insalvables y, por ello, el sentido del dictamen, el cual era resultado de un trabajo consolidado donde se habían atendido las peticiones que se habían hecho llegar a través de los diferentes medios y fueron temas y opiniones que se respetaron y consideraron.

En los trabajos de la estuvieron presentes las diputadas Laura Cristina Márquez Alcalá (presidenta), Vanessa Sánchez Cordero, Alejandra Gutiérrez Campos, Jessica Cabal Ceballos, Katya Cristina Soto Escamilla y Emma Tovar Tapia, y los diputados Raúl Humberto Márquez Albo, Ernesto Alejandro Prieto Gallardo, Jaime Hernández Centeno y Luis Antonio Magdaleno Gordillo.

También participó la diputada María Magdalena Rosales Cruz y el diputado Isidoro Bazaldúa Lugo. (FOTO: Red de movimiento feminista en Guanajuato)


ESTADO OBLIGADO A GARANTIZAR ABORTO LEGAL Y LIBRE


Compartir

NOTICIAS RECIENTES