Logo Ágora

COLUMNISTAS

Juan Ramón de Caso

CAJÓN DE SASTRE

@jrdkzo
Visitas: 640

Cajón de sastre 


Uno para todos y todos para uno…


La autoría de la frase que da título a la presente colaboración, estimado lector, se pierde en la noche de los tiempos; son varios los países y las personas que reclaman la autoría del brocardo latino “Unus pro omnibus, omnes pro uno”.

En cualquier caso, podemos convenir en el hecho de que se hizo mundialmente famosa la consigna gracias a la conocida novela de Dumas y sus posteriores versiones cinematográficas de “Los tres mosqueteros”. Basta solo mencionar la frase para evocar la imagen de d´Artagnan, Athos, Porthos y Aramis pronunciándola.

¿A qué viene el brote esquizofrénico con toques de breviario cultural? pues resulta que he venido observando y reflexionando acerca de una situación que es reiterada entre los perros y los integrantes de las familias. Las personas pretendemos que un perro sea para todos y todos seamos para el perro, pero pareciera ser que no funciona así la cosa tratándose de perros. Trataré de explicarme.

Me atrevo a aseverar que todos tenemos conceptualizado el perro ideal. Hemos conocido alguno o lo hemos visto en series televisivas, películas o en internet. Ese perro maravilloso que es juguetón, obediente, respetuoso, etc. y que además interactúa, sin ningún problema, con todos los integrantes de la familia, vecinos y visitantes. Ahí está el problema.

El problema radica en la idealización y también en el hecho de que los perros, si bien es cierto que deben ser sociables, estables y equilibrados, la realidad es que no son comodines ni tampoco son monedita de oro…

En la realidad me ha tocado presenciar como integrantes de una misma familia se disputan la atención y el afecto de su perro, cada uno aspira a ser el humano favorito de su perro, también se pretende que a todos les haga caso; el asunto no es sencillo porque hay una diversidad de factores a considerar: raza, edad, socialización, antecedentes, etc. Por otra parte no debemos olvidar que los perros son individuos, dos hermanos de camada pueden ser diametralmente opuestos.

Es frecuente observar caras de desencanto de los propietarios que están con su perro del cual se encargan de alimentar, cuidar, pasear, bañar, etc. y de pronto el perro advierte la llegada algún otro integrante de la familia y el perro corre a darle la bienvenida y a prestarle toda su atención ignorando la presencia del propietario y cuidador.

¿No se supone que los perros son agradecidos? ¿no se supone que los perros deberían corresponder con atención y afecto a aquella persona que se encarga de él y lo cuida? Lo cierto es que los perros no tienen palabra de honor; aspectos tales como la socialización, el liderazgo, el vínculo, la interacción, el tiempo de calidad, etc.

La situación se complica en aquellos casos en los que el propósito zootécnico marca la pauta y tal o cual raza es de perros de un solo dueño, perros que por su genética son desconfiados, recelosos y cautelosos.

En cualquier caso, lo que hay que entender, que la relación con un perro se construye, nada es producto de la casualidad y nada es gratis. El vínculo con un perro es algo en proceso, que se construye y fortalece día con día.

El vínculo es una relación de valor que establece el perro con cada humano y que requiere de infinitas asociaciones y experiencias positivas.

Señora ama de casa no se enfade si el Firulais no le hace caso a pesar de sus múltiples mimos y que le da usted de comer.

Señor jefe de familia, macho, Alpha, lomo plateado, pelo en pecho, barba de leñador, no se sienta mal si el Firulais no responde a su espartana voz cuando lo llama.

Mejor reflexionemos que tipo de relación tiene nuestro perro con cada uno de los miembros de la familia y pensemos que podemos hacer para mejorar esa relación.

Recordemos que a la naturaleza se le gobierna obedeciéndola y que lo que Natura no da, Salamanca non presta.

Amable lector, agradecido siempre con usted por obsequiarme su tiempo, su atención y el favor de su lectura. Gracias por leer mis “piensos” y mis locuras. Cuídese mucho y sea paciente, que esto va para largo. Gracias y bendiciones para usted y los suyos.

Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

Siguiente

NOTICIAS RECIENTES