Logo Ágora

COLUMNISTAS

Juan Ramón de Caso

CAJÓN DE SASTRE

@jrdkzo
Visitas: 2324

Cajón de sastre.



¡Sí, al circo con animales!

 

 “Queda prohibido el uso de ejemplares de vida silvestre en circos.” Así de tajante la prohibición que quedó plasmada en la parte final del párrafo tercero, artículo 79 de la Ley General de vida silvestre. La prohibición se hizo en el 2014, a iniciativa del PVEM y con el apoyo de organizaciones animalistas como “Animal Heroes”

El 80 por ciento de los animales que salieron de los circos, como se sabe, actualmente están muertos. La prohibición hecha al vapor y en lo obscurito, buscaba fines electoreros y no realmente el bienestar de los animales de los circos.

No se escuchó a los cirqueros, empresarios y artistas, a científicos ni a especialistas; inclusive se desestimó la opinión de servidores públicos de la PROFEPA que vislumbraron el tamaño de la tragedia que estaba por ocurrir.

La prohibición se celebró como si fuera una victoria y, efectivamente, fue una victoria, pero pírrica de los animalistas. Decían estar preocupados por el bienestar de los animales en los circos y terminaron abandonándolos a su suerte.

La historia, esa que Herodoto llamaba maestra de la vida, nos enseña que debemos tener mucha cautela y hasta desconfianza cuando de prohibicionismos se trata ¿ por qué razón? porque detrás de una prohibición, es muy probable que exista un ataque a la libertad.

Nadie puede defender lo indefendible; nadie puede negar el hecho de que en algunos circos se cometían violaciones a la ley y excesos. Como en cualquier terreno de la vida no se puede generalizar, nunca se debe generalizar, so pena de cometer excesos y faltar a la verdad.

Los circos con animales contaban con autorización de las instancias legales competentes para operar. La autoridad pública federal tenía a su cargo la inspección de los circos y dar atención a las denuncias ciudadanas.
Todo esto quiere decir que existía un marco jurídico y autoridades encargadas de verificar el cumplimiento de la normatividad y, en su caso, la aplicación de sanciones a los infractores. La pregunta obligada: ¿era necesario prohibir totalmente los animales en los circos?

Dice el brocardo latino que “Errare humanum est”. Los medios nacionales, en los pasados días, han dado cuenta de que la Diputada  María Eugenia Hernández Pérez presentó el pasado 5 de febrero una iniciativa que propone derogar el párrafo tercero del artículo 78 de la Ley General de Vida Silvestre, para permitir animales en los circos nuevamente; ha señalado que, en lugar de la prohibición, se debería de tener una mayor regulación y una supervisión más estricta, actualizada y corresponsable para garantizar un trato adecuado a los animales en los circos y la seguridad de los espectadores.

El debate está abierto, es momento de escuchar a quienes se les negó ese derecho y a quienes en verdad saben del tema.
Con la prohibición de animales en los circos, de las corridas de toros, etc. lo que se está prohibiendo en realidad es la libertad, la libertad de decidir, la libertad de elegir, la libertad de las personas que gustan de tales espectáculos.

Hay quienes señalan:  “Circo sí, animales no”.  Un circo sin animales, no es un circo, podemos llamarlo de cualquier manera ( show, performance, etc.) pero circo no.
Los animalistas y los políticos oportunistas tienen una necesidad de prohibir, irrefrenable e insaciable. ¿No será que los animalistas prohibicionistas en el afán de ser progresistas son retrogradas?

Es momento de hacer justicia y de resarcir un daño a los empresarios circenses, a los trabajadores del circo. Señores animalistas: Prohíban los circos de pulgas, a los Circos déjenlos ser Circos y presentar espectáculos con animales. Que saben ustedes de bienestar animal, de adiestramiento o de etología.

Usted amable lector tiene la última palabra. Yo por mi parte digo ¡Si a los circos con animales!

Amable lector hoy como siempre, agradezco su tiempo y el favor de su lectura./  17/02/2020

.


Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Daniel Hernández Hernández

Películas con madre

Más artículos de Juan Ramón de Caso

NOTICIAS RECIENTES