Logo Ágora

COLUMNISTAS

Juan Ramón de Caso

CAJÓN DE SASTRE

@jrdkzo
Visitas: 2990

Cajón de sastre.


El respeto al jardín ajeno es la paz.


Apreciable lector, espero que se encuentre bien de salud, en compañía de los suyos; que la inseguridad rampante y la crisis económica no lo hayan alcanzado aún.

Recordará usted, si nos hizo favor de leer nuestra anterior entrega, que nos referíamos al tema de los desechos caninos, a la poco civil y muy irresponsable práctica de permitir que el Firulais evacúe doquiera y omitir hacerse cargo del producto resultante del proceso digestivo de su can.

Pues bien, la contaminación a cielo abierto por desechos caninos es, en ocasiones, peccata minuta si la comparamos con los conflictos que puede generar tal conducta omisiva.

No sé si sea por el encierro, por los efectos colaterales del COVID 19, por el estrés acumulado o por el hartazgo de la impunidad generalizada, pero en los últimos días me he enterado de varios conflictos entre vecinos originados por este tema. El pasado miércoles una joven de 21 años perdió la vida y su novio resultó herido; los hechos tuvieron lugar en Ballpark, Denver, Colorado en el vecino país del norte.

La joven y su novio sacaron “al baño” a su mascota a un jardín comunitario, cuando desde la ventana de un edificio aledaño un hombre los interpeló, se hicieron de palabras y acto seguido les disparó una docena de veces con los resultados apuntados.

Efectivamente, esa mala práctica de sacar a pasear al perro y considerar que es el momento propicio para que haga sus necesidades fisiológicas, es una fuente inagotable de conflictos entre vecinos.

Esa práctica indebida y extendida ha dado lugar a envenenamientos colectivos de perros en parques públicos y áreas de uso común; rencillas y querellas interminables entre tirios y troyanos, cada uno alegando su derecho, cada uno alegando un mejor derecho.

La tenencia responsable de mascotas significa mucho más que una porción de croquetas, agua, atención medico veterinaria y sacar a pasear al perro. La tenencia responsable de mascotas pasa por el respeto a la ley, el respeto a la civilidad, el respeto a los demás y por el sentido común.

Hasta cuando van a entender los propietarios o poseedores de perros y gatos que tener una mascota no es una patente de corso. La Tenencia Responsable de mascotas es un conjunto de obligaciones que el dueño o poseedor debe asumir para asegurar el bienestar de estas. La tenencia responsable no es solo satisfacer las necesidades básicas de la mascota, sino que también como lo indica la frase, es ser el responsable de todos los actos que se deriven de su tenencia.

Es indispensable trabajar en la información, educación, sensibilización, concientización, empatía para lograr que las personas entiendan que no todos pueden ni deben tener mascotas.

Se debe trabajar en las implicaciones económicas que representa tener una mascota; se debe trabajar en crear conciencia de que no se necesitan tener varios perros, es suficiente con tener uno pero bien.

Los propietarios, poseedores o tenedores de mascotas deben ser empáticos y entender que no a todos les gustan los animales y que es respetable su decisión y que tienen el mismo derecho.

En la tenencia responsable de mascotas se está olvidando una parte fundamental y es la que se refiere al respeto de los demás.

Señores propietarios y poseedores de mascotas, no están solos en el mundo en compañía de sus bienamados perros y gatos, también existimos los demás, los que profesamos y ejercemos la tenencia responsable. La definición de tenencia responsable está incompleta si no se considera a aquellos que no quieren, que no les gustan o que no les interesan las mascotas; ellos también tienen derechos y merecen respeto.

Cobran vigencia las palabras atribuídas por unos a Sartre y otros a Carbonier en el sentido de que “la libertad de uno termina donde comienza la libertad de los demás”. La tenencia responsable de mascotas es, a final de cuentas, una cuestión de respeto a uno mismo y a los demás.

Entre los individuos, como entre las naciones, como entre los propietarios de mascotas y sus vecinos, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Amable lector, igual que siempre, agradezco su tiempo y el favor de su lectura. Ya falta menos que al principio; cuando sienta que flaquea recuerde aquella frase motivacional de mi general Francisco Villa “Ánimo cabrones, que más adelante está más feo”.


Compartir

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

Siguiente

Columnista del día

Daniel Hernández Hernández

Películas con madre

Más artículos de Juan Ramón de Caso

NOTICIAS RECIENTES